Frases ingeniosas

  • Aquel que asegura no tener dueño, se equivoca rotundamente si hay alguien que al recordarlo sonríe.

  • La vida no es solo lo que haces, sino la forma en que la encaras.

  • No es la edad avanzada la que determina que dejemos de sentir mariposas en el estómago por amor, sino que el dejar de sentirlas es lo que determina la edad.

  • El gran problema del hombre es que envejece mucho antes de hacerse sabio.

  • La esperanza jamás debe ser un ancla que nos ate a un puerto, sino las alas que nos hagan recorrer todos los puertos, valles, montañas y mares del mundo.

  • Cuando te sientas sumido en las sombras, recuerda que estas no serían posibles sin un sol radiante que las produzca por detrás.

  • Cuando deseas con todo tu corazón ser otra persona, estás insultando a tu propia naturaleza.

  • Si quieres que tus sueños se conviertan en realidad, deja de soñarlos, despierta y trabaja para hacerlos realidad.

  • Cuando no te atreves a hacer algo porque es difícil, no te das cuenta que la dificultad radica en no atreverse.

  • Cuando las palabras dicen poco, busca los silencios, que son capaces de decirlo todo.

  • Las personas que aportan a tu vida no son las que acuden a ti cuando sonríes, sino las que te hacen sonreír cuando estás abatido por las lágrimas.

  • ¿Para qué sirve la lectura? Para marcar la diferencia entre los que viven en este mundo con los elementos de este mundo y los que viven en este mundo con los elementos de muchos otros mundos.

  • ¿Te has preguntado cuál es el sentimiento humano más fuerte de todos? No es el amor ni el odio, es el remordimiento. Si lo dudas, mira las tumbas en los cementerios; están llenas de las flores que no les dimos a nuestros seres queridos en vida.

  • Quien pide un consejo ya sabe la respuesta que le espera, pero se rehúsa a asumirla.

  • No es la distancia la que consume una relación de amor y la convierte en cenizas, sino el calor abrasador de la duda.

  • El día que empiezas a tomarte el fracaso con un aderezo del éxito, comienzas la cima cuesta arriba y nadie te parará.

  • La felicidad es el metal que se acerca al metal de nuestro cuerpo, pero estamos tan concentrados en quejarnos que solemos cambiar el polo de dicho imán y terminamos por repelerla.

  • Si no valoran tu presencia y dedicación, obséquiales tu ausencia e indiferencia. No tardarán en venir a buscarte.

  • Nunca des cobijo en tu corazón a quien ha cerrado las puertas del suyo para ti.

  • El mayor acto de amor propio es tomar la decisión de salir de la vida de esa persona con la que tanto quieres estar, pero que has comprobado que te perjudica.

  • En la vida no hay empates, las personas suman o restan en nuestra existencia, y es nuestra tarea restar a quienes no suman.

  • Un corazón nunca debe estar cerrado, ya que si lo está, nadie que esté allí dentro puede salir ni quien esté fuera podrá entrar.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS