Frases emotivas

  • Agradece siempre a quien pasa su tiempo contigo, ya que te está regalando su vida.

  • Quien no es esclavo de sus emociones, carece de un corazón que lata en su pecho.

  • El amor nos transforma, para bien, para mal, para lo que sea, pero nos transforma.

  • Puedo enseñarte qué son los sentimientos, pero no te puedo enseñar a sentir.

  • Sentir lástima por el sufrimiento de otro no es compasión, es indiferencia disfrazada.

  • La verdadera empatía con consiste en escuchar, sino en brindar soluciones.

  • Al darle tu amor a alguien, le estás dando lo más hermoso de tu esencia.

  • La belleza no se ve, se abraza con el corazón.

  • Aumentar la edad lleva implícita la responsabilidad de crecer mental y espiritualmente.

  • La falsa modestia resulta más petulante que la más auténtica altanería.

  • No es necesario vivir muchas vidas, sino vivir la tuya de modo tal que sea memorable.

  • No son tan importantes tus recuerdos, sino los recuerdos que dejas en los demás.

  • Si con tus palabras lograste una sonrisa, ya has cumplido la misión del día.

  • Si tus palabras logran transformar el mundo de una persona, imagínate lo que puedes lograr con tus acciones.

  • Si vas a enseñarle algo a alguien, primero asegúrate de que le has llegado al corazón.

  • No juzgues los actos de maldad, seguramente hay ríos de lágrimas salidas de un corazón roto que los provocaron.

  • Las personas sensibles son aquellas que curan tu alma, pero que destrozan tu vida si te metes con la suya.

  • Es necesario encontrar un rumbo para tu vida, de lo contrario, la vida te llevará por los caminos más peligrosos.

  • Cuando le dices “después” a un niños, ellos recibe: “no me interesas, desaparécete.”

  • Cuida cada cosa que dices, pero más aún cuida cómo lo dices.

  • Muchas veces el llanto es la única herramienta que una persona tiene para recordarle a su entorno que está viva y que su corazón aún siente.

  • Todos fuimos artistas de niños, pero la edad y el mundo que nos rodea se han encargado de que zanjáramos tan peligrosa vocación.

  • No somos lo que pensamos, sino responsables de ello.

  • Si permites que alguien te enfurezca, le estás dando el control de tu vida. Sin embargo, si logras calmar su furia, serás su líder en la vida.

  • Si estás preocupado porque la vida es muy corta, estás desperdiciando tu oportunidad de vivirla al máximo.

  • Decir “imposible” es lo mismo que tapar tu nariz y desesperarte porque no puedes respirar.

  • La astucia trae a tu vida lo que deseas tener; pero solo un gran corazón te permite conservarlas.

  • Cuando el tiempo de espera se termina, comienza el tiempo de acción.

  • No juzgues a aquel que está callado; su apatía puede ser la forma que tiene para disfrazar un dolor que casi no le permite hablar.

  • Si tus emociones no están activas, te quedarás estancado.

  • Sentir demasiado no es el problema; el problema es cuando canalizamos de forma incorrecta.

  • Si te acepta como eres, es amor de verdad.

  • Podemos ayudar de verdad a alguien cuando nos sentimos identificados con su dolor.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS